extreme hardcore lesbian.www.vjav2.com

La lluvia que caía en tus ojos…

by Magda Muñoz
633 views
La lluvia que caía en tus ojos…

… no te dejaba ver la realidad que estaba frente a ti. Su corazón estaba tirado en el pavimento, sus alas marchitas, su cabello se caía a pedazos y tú, solo veías la punta de tu nariz. Hace dos semanas atrás él había cortado sus venas desangrándose y tú habías clavado un puñal en ti, o algo así era, desde que pasaste al otro lado no has logrado precisarme bien cómo fue que sucedió todo. Ninguno de los dos había acudido, el miedo los había paralizado y luego la idea de un error irremediable, más una serie de circunstancias que ninguno de los dos me ha sabido explicar bien, los llevó hasta aquí.

Ahora en la fila de espera del juicio se encuentran uno frente al otro sin saber de qué hablar, estúpidos ambos, claramente. Lo que es yo, sé que salí de casa esa mañana, crucé la calle para ir a comprar y luego estaba aquí, el cómo pasó, ni idea.

El tiempo no se siente y cada cierto rato es como si hubiera recién llegado, tengo que hacer una serie de conjeturas para saber que llevo más de lo que parece. Por ejemplo, la fila avanza. Uno habría de imaginar que en este plano las cosas no serían así de arcaicas, pero al parecer, el sistema funciona y el jefe no tiene intensiones de modernizar nada. La espera trabaja la paciencia y con ello reduces un poco de karma, dicen.

No entiendo bien por qué justo llueve donde están parados ustedes dos, tal vez, es parte del proceso que tienen que experimentar aquí. Quizás no, de cualquier forma, parece que las heridas que se hicieron uno al otro con sus determinaciones generaron que tengan que sanar mucho más que todos los demás. Tengo la impresión que terminarán en esa especie de sala de asuntos pendientes, antes de llegar al juicio propiamente tal y supongo que eso sería bueno.

¿Un perro? Acaba de pasar por mi lado un perro corriendo hacia alguien, que lo levantó en sus brazos y de pronto, paf! Desapareció en el aire. Al parecer si tu mascota te ama lo suficiente te vas derecho al… cielo? Nadie me ha dicho donde vamos ahora, solo sabemos que hay un juicio y que tenemos que esperar por ello. Que ahí sabremos qué pasará después. Es un fastidio, pero lo mejor, es que comience a tomar esto como algo positivo. Quizás así reduzco algo de karma y me voy a un lugar decente. Aunque con lo que acabo de pensar, seguro creerán que soy un aprovechado y me dejarán esperando más tiempo.

Se escucha mi nombre, me están llamando para el juicio, miro la fila y ha desaparecido. No puedo esperar ningún tipo de lógica en este lugar. Ingreso en esa especie de habitación y la parca frente a mí, con sus largos dedos me apunta una serie de imágenes. A su lado una niña de ojos grandes me mira profundamente y dice:

“Aquí no juzgamos a nadie, solo esperamos a que lo proceses y entiendas que has muerto. Ahora tienes que decidir tú que es lo que te mereces, por el resto de la eternidad que viene para ti. Elige”

Y yo miro las imágenes, pienso, aquí hay un truco. Escojo una y paf! Desaparezco.

You may also like

Leave a Comment

www.girlsway.world slave vibed in suspension and squirts.