extreme hardcore lesbian.www.vjav2.com

El espejo de las horas

by Magda Muñoz
704 views
El espejo de las horas

Haciendo un corte transversal en el espacio-tiempo, nos encontramos. Tus ojos fijos en los míos, tus manos amplias y la transparencia de la piel. El universo era un terreno fértil, para la consciencia que surgió espontánea, una inteligencia natural que emergió orgánica. Células, organismos unicelulares, árboles, flores, felinos, elefantes, primates, pasos, la selva, las calles de cemento, el cielo rojo, azul, la aurora boreal, el frío, el verano, la lluvia copiosa, el granizo, todo, todo se reflejaba en el alma de tus ojos. Dentro de ti, todo el universo pulsaba con una fuerza impresionante, al verte podía entender el origen y el fin. También me sentía a mí.

Cerrarme y encontrar en mí la raíz, los gusanos que carcomieron la piel de otro, la lágrima de un niño, los gritos en la calle, el choque de dos autos, el viaje en canoa, las aves de rapiña surcando los cielos expectantes, el crecimiento de una hoja, el suspiro de la hermana, el amor, la magia, el disfrute pleno y suave de la piel, estaba todo y más, mucho más.

Respirar profundo y mirarte, mirarme, mirarnos. Encontrar del otro lado la perfecta imperfecta, la eternidad y la mortalidad, el estado alfa y la distancia entre un punto con el otro, en equidistancia. Entender, la libertad y extenderme, ampliarme, doblarme, quebrarme y volver a surgir nuevamente. Era todo en un segundo, un breve instante, un minúsculo momento en medio del universo.

Y fuera de nosotros, de ese núcleo que compartíamos, otros miles de núcleos repitiéndose, rompiéndose, uniéndose, fundiéndose de manera imposible, comprendiendo que todo está ligado en un espiral, hebras de un tejido eterno y frágiles. Un decisión al otro lado del globo y todo desaparecería, como ese día en que se subieron a ese tren en España, o cuando abordaron ese crucero desconociendo el tsunami, o en esa ciudad sin edificios preparados para el terremoto.

El cristal que nos separaba ese día, la calle donde esperabas el transporte público, la taza que tenía en mis manos me gritaba que me acercara. Reducir el “if” con unos cuantos pasos, antes de que todo se disolviera, previo a que ese temible final se aproximara a nosotros.

Esta tarde cruzaré, mataré las horas que esperé por tomar valor y romperé en pedazos la posibilidad inminente de perderte, a ti, que no te conozco, a ti.

You may also like

Leave a Comment

www.girlsway.world slave vibed in suspension and squirts.