extreme hardcore lesbian.www.vjav2.com

Yoga: Comienza ahora!

by Magda Muñoz
1199 views
Bellavista Yoga

Es muy común que las personas retrasen su comienzo en la practica de yoga por un sin fin de prejuicios, por ejemplo, ¿sabías que no necesitas ser flexible? No, no lo necesitas. Porque la práctica te ayuda a desarrollar flexibilidad, de hecho, mientras más tieso/a seas más vas a apreciar los cambios que va a generar el yoga en ti, porque será muy evidente. Como fue para mí, la primera vez que logré hacer la postura de camello.

Aprovecho de contarte que, durante octubre en Bellavista Yoga, van a realizar un ciclo de talleres de yoga para principiantes. El ciclo constará de 4 sesiones:

I. Cómo enfocar la atención.

II. Cómo fortalecer el cuerpo.

III. Cómo mejorar la postura corporal.

IV. Cómo dormir mejor.

Estas sesiones están enfocadas en conseguir que los asistentes puedan introducirse de forma gradual en la práctica consciente de yoga, aprendan elementos básicos, despejen dudas y mitos, además de realizar alineación de posturas y secuencias.

Conversé con Roberto Rombo, el instructor que dictará los talleres y esto fue lo que me contó:

Roberto Rombo yoga

Me encanta la idea que hagas un ciclo de talleres para principantes, cómo va estar enfocado este taller?

El ciclo está orientado a las personas que quieran tomar las riendas de su propia realidad. Quienes sientan que es el momento de hacer un cambio profundo en sus vidas, y quieran despertar su cuerpo y su mente a través del yoga, vivirán un profundo proceso de evolución personal y descubrirán beneficios inesperados en sus vidas.

A través de estos talleres ofreceré un espacio y un momento dedicado exclusivamente a contemplarse. Creo que muchos de los problemas que vivimos nacen de la desconexión entre la mente y el cuerpo. Por eso, es necesario crear una instancia para recuperar este vínculo.

Así fue para ti? tus primeras experiencias con el yoga… sentir una conexión?

Durante unos años me dediqué a practicar distintos tipos de danza. Apareció en mí la necesidad de ir un poco más allá y las rutinas breves de yoga, parecían entregarme lo que buscaba.

La primera clase de yoga que recuerdo fue una sesión de Kundalini Yoga, parte del programa Yoga Metro en el año 2012. Me sentí un poco desorientado al principio, porque cuando llegué a la sala, había personas realizando distintas acciones en sus mats de goma: algunas se estiraban, otras descansaban y otras parecían estar rezando. Me había propuesto explorar la disciplina con una mente abierta, así que me sumé al espacio.

Tomé un mat y me senté a esperar el inicio, sin saber mucho qué hacer. El profesor llegó, vestido de blanco y se sentó al frente para comenzar la clase. Entonamos cantos en lenguas exóticas, seguimos instrucciones específicas para respirar y comenzamos a realizar movimientos repetitivos con el cuerpo.

Te pareció extraño?

En un principio comencé a cuestionar todas estas acciones: ¿qué idioma es este?, ¿qué significa?, ¿me siento cómodo en esta postura?. Sin embargo, poco a poco estas interrogantes se fueron apagando para dar paso a las sensaciones que aparecían: un músculo estirándose, la vibración mi propia voz en mi pecho, los latidos de mi corazón.

En varios momentos de esa clase y de las siguientes, me sentí parte de una energía colectiva. Me fundía en una multitud de seres que se movían y cantaban al unísono, más que personas con géneros, edades, personalidades e intereses diferentes. Sentía algo invisible, irracional, que nos unía en ese momento.

Suena como una experiencia increíble…

Me sentí incluido en la clase. No experimentaba el peso de la atmósfera competitiva y reprobatoria a la que estaba acostumbrado en muchas áreas de mi vida. Sentía que solo el hecho de estar participando en la clase era suficiente. Esa sensación es la que mantiene viva mi práctica hasta el día de hoy.

El yoga recién aparece cuando vamos más allá de la postura física: el cuerpo es en realidad el soporte donde centramos nuestra consciencia para equilibrar la mente. La disposición mental es lo que distingue a un asana (postura de yoga) de una postura corporal ordinaria. La experiencia del yoga no puede ser mostrada a los demás ni capturada en una foto. Es un momento que se vive, se siente y se experimenta de manera personal.

Roberto Rombo yoga

Sin duda esa experiencia te marcó y te llevó a avanzar más por este camino. En tu caso, como profesor de yoga, qué esperas generar en las personas durante tus clases?

Mi deseo más profundo es generar un ambiente de observación, que pueda ser llevado a la vida cotidiana. Cuando perdemos el eje en la vida o en una postura, podemos recuperarlo. Algunas veces las posturas y los planes no resultan. Otras veces necesitamos dar un esfuerzo extra para sostener una postura complicada o superar un obstáculo. Hay ocasiones donde las posturas resultan placenteras o la vida nos regala momentos para el disfrute.

Quiero que sepan que pueden crear ese espacio de contemplación y consciencia en cualquier lugar, en cualquier momento. Que no necesitan mi presencia, ni ropa especial, ni siquiera un mat de yoga. Que ese refugio siempre está disponible, si sienten sus latidos, si escuchan su respiración. Que logren convertir sus cuerpos en el hogar de su ser.

roberto rombo yoga

—–

Ciclo: Yoga para Principiantes

Lugar: Antonia López de Bello 0413, Providencia.

Horario: Sábado 10:30h a 13:00h (ideal, si llegas un poco antes)

Qué necesitas: usar ropa cómoda y llevar un mat. Si no dispones de uno, en el centro te lo proporcionarán.

Valor: $15.000.- pesos chilenos, por sesión.

Inscripciones: contacto@bellavistayoga.cl

+ info: Yoga para Principiantes

You may also like

Leave a Comment

www.girlsway.world slave vibed in suspension and squirts.